Martina

Martina

El humo en la ciudad se había vuelto un compañero de respiración.  Desde entonces el horario laboral había cambiado en la ciudad. Muy a su pesar Martina regresaba más temprano a casa.  Una tarde de la mano del tedio, decidió entrar al cuarto de los chécheres pese al...